Pages Navigation Menu

Microinfluencers: los líderes de la persuasión en base a la confianza

Captura de pantalla 2018-01-31 a la(s) 12.21.18

 

¿Un futbolista de talla mundial vendiendo shampoos de uso regular? ¿Top models recomendando maquillaje a precio módico? La percepción del cliente se ha tornado más suspicaz ante los celebrities e influencers en la publicidad. Ante ello, la tendencia propone llegar efectivamente a públicos más específicos mediante los microinfluencers: personalidades no tan populares como para superar los 10 o 15 mil followers en redes sociales, pero sí lo suficientemente persuasivos para dar credibilidad a los productos que usan ante una pequeña, pero fiel, legión de seguidores.

¿Qué beneficios obtienen las marcas que publicitan con los microinfluencers? Si bien el uso de las celebridades se mantiene vigente para adaptar sus personalidades a la marca, le resulta cada vez menos verosímil a su audiencia, que estas usen los productos que promocionan (inconscientemente, menciona un artículo de fheel.com sabemos que han sido contratadas para ello).

Por el contrario, los microinfluencers como personajes más identificados con nuestra cotidianeidad, ofrecen una mayor confianza con sus followers a través de una comunicación más cercana (como la que puede ofrecer un amigo o familiar). Hablar del alcance de su engagement recae tanto en los conocimientos que pueda compartir sobre un tema en específico, como en el trato e interacción frecuente que puedan darle a sus seguidores. Ante ello, aquí unas cuantas razones más para invertir en los microinfluencers:

  • Son más rentables: un informe de Augure indica que en cifras globales
    aproximadas, un microinfluencer con hasta 5,000 seguidores cautivos, puede
    cobrar entre 100 y 150 euros por publicación, mientras que un influencer con más
    de 100 mil seguidores factura hasta más 1,000 euros por posteo.
  • Generan mayores tasas de engagement: la red de marketing Experticity indica
    en un estudio que es “muy probable” que un 82% de los usuarios siga las
    recomendaciones de un microinfluencer y que estos obtienen un 22% más de
    conversiones que los consumidores promedio.
  • Ofrecen un trato personal y auténtico: percibir la imagen del microinfluencer
    como un cibernauta habitual (similar a la de sus seguidores) no es en vano. La
    comunicación fluida entre ambos se basa comúnmente en la naturalidad,
    confianza, inmediatez y apertura.
  • Sus públicos son más segmentados: un estudio de la compañía de mercadeo
    Markerly, indica que los contenidos específicos que ofrecen los microinfluencers,
    segmentan más a su público que los influencers masivos, lo que construye a su
    favor, una relación de fidelidad y expectativa en cada posteo

 

Finalmente, trabajar campañas publicitarias con microinfluencers gestiona, en términos económicos, que la marca genere ventas a través de pequeñas inversiones en “vendedores virtuales especializados” que influyen en la decisión de compra de su público objetivo. Podemos tomar como ejemplo, el Instagram de Enrike “El Fuerte” Barzola, un novel luchador profesional peruano de la UFC. Si bien su fama en redes no excede los más de 7 mil seguidores, marcas importantes como Reebok y Universe Nutrition capitalizan su perfil de deportista disciplinado y triunfador para empatizar con sus followers y, en teoría, potenciales clientes. En síntesis, una estrategia focalizada en empatizar con la humilde y laboriosa evolución profesional de un joven talento que poco a poco alcanza sus objetivos (imagen con la que se identifican miles de peruanos que con mayor frecuencia se involucran con esta disciplina).
Ahora usted qué prefiere, ¿los celebrities masivos o los microinfluencers especializados? Coméntenos.

Banner grande