Democracia participativa en la gestión pública: ¿Cómo lograrlo?

Involucrar a todos los peruanos en la identificación de los problemas locales más relevantes y sus soluciones, así como en la distribución del presupuesto anual es una meta para cualquier líder político o social en la actualidad. Esto es lo que se conoce como democracia participativa, pero hacerla realidad es un reto. 

Antes de que una iniciativa de democracia participativa pueda concretarse hay que conocer los mecanismos propios de este modelo político moderno y tomar en consideración varios factores claves antes de aplicarlo. 

Esta mini guía es especialmente útil para los líderes que quieren entender más de los tipos de democracias y quieren materializar la participación de las comunidades en una primera iniciativa. 

¿Qué es la democracia participativa? 

La democracia participativa es un modelo político que les otorga a los ciudadanos una mayor influencia en la toma de decisiones en la política. 

Es uno de los tipos de democracia y, para algunos politólogos, además, es una tendencia que busca fortalecer un papel más activo de los ciudadanos mientras promueve una mayor transparencia entre los líderes políticos y sociales.  

Por otro lado, otra lista de especialistas políticos suele ver a la democracia participativa como una antagonista de la democracia representativa. Pero en realidad se tratan de formas complementarias para fortalecer los principios democráticos de cualquier gestión pública. (no repetir tanto la palabra democracia)

¿Cuáles son los beneficios de la democracia participativa? 

Hoy cada vez más líderes políticos, económicos y sociales se sienten atraídos por este modelo de democracia participativa. Las razones son las siguientes: 

  • Sensibiliza al ciudadano sobre los problemas a su alrededor
  • Ayuda a gestionar las expectativas de los ciudadanos sobre sus líderes
  • Facilita el conocimiento que los líderes tienen sobre determinados grupos o segmentos con una menor representación en la comunidad
  • Alienta la transparencia de la gestión pública
  • Mejora el grado de satisfacción de los ciudadanos con la gestión pública
  • Aumenta el respaldo de la comunidad a las decisiones tomadas por su gobierno o sus máximos líderes

Todos estos beneficios se obtienen después de que se facilita una interacción directa entre una autoridad y los individuos que hacen vida en esa localidad. Estos encuentros, bien sean presenciales o a distancia, favorecen que los ciudadanos se sientan escuchados y atendidos. 

Concretar una primera iniciativa de democracia participativa, no obstante, depende de qué tan activa es la participación de los ciudadanos. Para lograr este objetivo hace falta considerar, al menos, dos factores claves: la cantidad de tiempo invertido por los ciudadanos comunes y los resultados que estos obtienen tras las jornadas de participación. 

¿Cuáles son los mecanismos propios de la democracia participativa? 

Lo interesante de este modelo democrático es que resulta útil tanto para los gobiernos locales como para la gestión pública en organizaciones sociales. Algunos de sus mecanismos son: 

  • Los presupuestos participativos 
  • Los consejos sectoriales 
  • Los consejos comunales 
  • Las iniciativas legislativas populares 
  • Las audiencias públicas 
  • Las jornadas de rendición de cuentas
  • Los jurados ciudadanos 
  • Las veedurías ciudadanas 
  • Los sondeos deliberativos 

Todas estas herramientas son usadas para concretar esta nueva manera de involucrar más a los ciudadanos en la toma de decisiones en la política. Aunque lo común es que estas iniciativas se realicen en grandes espacios abiertos, también es posible hacerlas en la esfera digital. 

Las encuestas deliberativas, los círculos de estudios en foros en línea y la validación comunitaria a través de formatos digitales son otros mecanismos que pueden usarse para darle forma a la democracia participativa en la gestión pública. 

De hecho, atraer a un buen volumen de voces de la comunidad para que participen en las iniciativas no es el único reto en este proceso, sino también que los objetivos, las motivaciones y el seguimiento de las jornadas se hagan de la forma adecuada. 

En la Maestría de la Gestión Pública que ofrecemos en la Escuela de Postgrado de la Universidad Tecnológica del Perú (UTP), nos enfocamos en que los líderes aprendan a planear de la forma más completa el cómo involucrar a sus comunidades en la toma de decisiones. 

Esta es la verdadera clave para lograr una buena experiencia participativa. Si quieres implementar este modelo, debes estar preparado. ¡Contáctanos y conoce el plan de estudios completo!

Autor
PostgradoUTP

ESCRIBE UN COMENTARIO