La emergencia sanitaria por coronavirus ha llevado a considerar actividades que ya existían, pero que hemos involucrado como prácticas adaptativas a la nueva realidad: el home office o teletrabajo y estudiar a distancia.

El trabajo y el estudio que protagonizan la rutina diaria de muchos adultos, se han visto transformados por las circunstancias en muy poco tiempo. Si bien la modalidad a distancia, tanto a nivel laboral como educativo, se da desde hace muchísimos años, ahora son más las personas que se suman a ella.

Acorde a un artículo, publicado por la revista paraguaya Foco, el Perú tiene actualmente cerca del 49 % de empresas trabajando de forma remota. De igual manera, en el país se han promulgado normas para facilitar la adaptación de las empresas y colaboradores al home office o teletrabajo.

Ahora, este auge de nuevas modalidades gracias a la presencia del COVID-19 a escala mundial, requiere de ciertas pautas, tanto en concepto como en ejecución, para funcionar de forma apropiada.

Cuando todos los espacios son uno: home office y estudiar a distancia

Quedarse en casa durante toda la jornada laboral y educativa puede convertirse, para algunas personas, en un reto difícil de llevar. Podría pensarse que es justo lo contrario, pero no todos están listos para vivir una experiencia de aprendizaje o de productividad en el mismo espacio donde transcurre su vida familiar.

Si el home office o el aprendizaje virtual están complicando tu día a día, estos tips te pueden ayudar a transformar positivamente el panorama.

1.   Teletrabajo y estudio a distancia: la importancia de un horario

Si ya has hecho algún estudio en modalidad no presencial, como las maestrías a distancia, debes saber que toda organización (universidad y empresa) sigue una estructura horaria.

Aunque estar en casa y tener acceso a internet las 24 horas del día generan la sensación de permanente disponibilidad, es importante definir una rutina que equilibre el tiempo personal con el laboral y el académico.

Tanto para tu trabajo como para tus estudios organiza un horario específico y cúmplelo a cabalidad. Es importante también que identifiques las horas en las que eres más productivo y les saques provecho para realizar las tareas más arduas.

2.   Trabaja por objetivos y traza un plan

Una de las recomendaciones sobre cómo estudiar a distancia o cómo aplicar el teletrabajo es cumplir pequeñas metas durante las próximas horas. Traza objetivos factibles, en plazos determinados y organiza tu día para cumplirlos.

Al tener una lista con tus metas diarias podrás enfocarte mejor en tu trabajo y estudios. Marcarlas como “realizadas” al final del día generará una sensación de bienestar y orgullo.

3.   Acondiciona un lugar para hacer home office y para estudiar

Crear un espacio motivante y diferenciado del resto del hogar para el trabajo remoto y para estudiar a distancia es de suma importancia. Procura que cumpla estas condiciones:

  • Debes contar con un escritorio. Trabajar o estudiar desde la cama es contraproducente.
  • Tener una buena luz, preferiblemente natural.
  • Disponer de una silla ergonómica.
  • Tener a tu disposición lo que necesites para estudiar y trabajar: lápices, cuadernos, audífonos, notas adhesivas, etc.

Recuerda que la cama o el sillón, por más tentadores que puedan ser, no son adecuados para el home office ni para el aprendizaje virtual, puesto que la posición no suele ser la adecuada, generando dolores de espalda y cervical. Además, ocasiona somnolencia.

4.   Modalidad a distancia: haz rutinas

Sabemos que es fácil pensar que durante el home office estaremos en pijama todo el día y que trabajaremos de forma más cómoda. No obstante, romper con nuestra rutina anterior podría generar una pérdida de foco y atención sobre nuestras tareas.

Por ello, es recomendable establecer rutinas, como asearse y cambiarse para el trabajo o para empezar a estudiar. El hecho de fijar espacios y tiempos diferentes para estudiar a distancia o laborar permite que no mezcles horas de descanso o improductividad con horas en las que necesitas concentración.

5.   Cómo estudiar a distancia o teletrabajar: minimiza las distracciones

Muchos estudiantes y trabajadores remotos caen en el error de realizar varias tareas a la vez (como las hogareñas) durante sus horarios de trabajo o estudio. Esta es una forma de romper con la estructura productiva y procrastinar.

Para minimizar las distracciones trabaja con tu teléfono en modo avión o u offline (comunicándolo a tu equipo de trabajo para que envíen un correo en caso de emergencia); cierra las ventanas innecesarias de tu navegador, disminuye los estímulos visuales y planifica tus descansos.

Recuerda que, si compartes espacio con otras personas, puedes usar tus audífonos para aislarte y evitar las conversaciones distractoras. Otra recomendación importante es que, mientras trabajes o estudies, evites ver noticias.

6.   La comunicación es imprescindible en la modalidad a distancia

Bien sea que tengas que estudiar a distancia o trabajar remoto, comunicarte con tus familiares es fundamental para que respeten tus horarios. Puedes crear nuevas pautas de convivencia que respeten tus labores y planificar juntos el tiempo post trabajo.

De igual manera, es importante que sepas comunicarte con tu equipo laboral y de estudio. Aunque no puedan verse de forma constante, pueden cultivar su relación a través de videollamadas o con herramientas de mensajería pensadas para la productividad como Slack.

7.   Sé guardián de tu bienestar

Los cambios de rutina, más si son abruptos, pueden generar ansiedad. Por ello, tener control sobre nuestras actividades y reorganizar la jornada de forma positiva permite que los días no se vuelvan un loop infinito que desorienta y angustia.

Planifica tus actividades laborales y académicas, realiza ejercicios físicos, meditación o yoga, prepara nuevos platos y motívate a experimentar cosas nuevas. Evita la hiperconectividad y dedícate tiempo de calidad a tus seres queridos y a ti mismo.

Siguiendo estos tips puedes hacer uso de distintas plataformas virtuales para aprender, y tener la disciplina para realizar las maestrías a distancia que la Escuela de Postgrado de la UTP tiene para ti. Es tiempo de comprometerte con tu éxito y hacer del home office y del aprendizaje a distancia una experiencia enriquecedora.

Autor
PostgradoUTP

ESCRIBE UN COMENTARIO