La crisis por COVID-19 ha modificado la realidad, ahora, actividades como el teletrabajo, el aprendizaje virtual o las experiencias online son parte de la cotidianidad. Ante este escenario, la importancia de la capacitación profesional y personal, es protagonista.

Se podría considerar que la emergencia sanitaria ha obligado a personas y empresas a mirar hacia dentro: identificar fortalezas, debilidades y posibles mejoras.

Esto ha ocurrido gracias a la transformación de las actividades rutinarias: no más reuniones físicas, los procesos de trabajo se comparten a través de herramientas digitales; y la comunicación por canales electrónicos, de manera más asertiva y eficiente.

¿Por qué capacitarse en cuarentena?

La situación generada por el coronavirus ha permitido detectar algunos fallos en los procesos empresariales. Problemas relacionados a la cultura organizacional, como falta de liderazgo, así como carencias visibles en los colaboradores: no saber gestionar tiempos ni establecer prioridades son algunos de ellos.

Sin embargo, estas “fallas” pueden transformarse gracias a la capacitación en tiempos de cuarentena.

Por un lado, la coyuntura actual parece hacer hincapié en la necesidad de desarrollar habilidades blandas, como la resiliencia, el liderazgo o la inteligencia emocional; mientras que, por el otro, requiere de habilidades técnicas, como el desarrollo de destrezas tecnológicas para resolver problemas y generar flujos de trabajo más eficientes.

Es por ello que capacitar al personal, tanto de forma individual como grupal, debe ser parte de las prioridades de la estrategia empresarial, durante esta coyuntura y en el futuro inmediato.

Importancia de la capacitación, la voluntad y la constancia

El “aislamiento forzoso” que ha vivido buena parte del mundo durante los últimos meses, ha generado condiciones más adecuadas para la capacitación para el trabajo. Esto se debe a que se suprimen, por ejemplo, tiempos de traslado y estadías largas en sedes corporativas, lo que se traduce en disminución del estrés laboral.

Esta idea de excedencia de tiempo facilita el uso de numerosas plataformas, tanto gratuitas como pagas, para capacitarse. Sumado a ello, la disponibilidad de estos cursos (24/7) ofrece el panorama ideal para un aprendizaje más receptivo y personificado.

Podría considerarse que para capacitarse en esta coyuntura solo se requiere de tiempo, voluntad y constancia. La importancia de la capacitación en medio de la pandemia tiene que ver no solo con los cursos virtuales, sino también con los webinars o las clases magistrales dictadas por importantes referentes académicos.

Capacitaciones para empresas

La capacitación es relevante para las empresas desde hace mucho tiempo. No obstante, algunas compañías, al momento de organizar los horarios laborales dejan de contemplar estas horas dedicadas al aprendizaje.

Si bien, para el 2019, Perú ocupó el cuarto puesto en el ranking de Prevalencia de formación dentro de las empresas del Índice de Competitividad del Talento Global (GTCI), los especialistas en Recursos Humanos aún consideran que hay mucho por hacer para mejorar la formación de los colaboradores.

Incentivar el desarrollo del personal y promover la capacitación para el trabajo ofrece diversas ventajas:

  • Disminución de la rotación laboral.
  • Disminución del ausentismo.
  • Aumento en la calidad del trabajo.
  • Aumento en la identificación del personal con la empresa.
  • Mejora de la productividad.
  • Se obtienen los objetivos empresariales en menor tiempo.

Además, al proporcionar capacitación y apoyo, se generan nuevas oportunidades de innovación, se aumenta la creatividad y se desarrolla una mejor resolución de conflictos, disminuyendo la necesidad de supervisión.

Cabe destacar que las capacitaciones para empresas deben ser concebidas de forma tanto individual como grupal. Aunque existan numerosos cursos que pueden hacerse individualmente, la capacitaciones grupales y las discusiones sobre los aprendizajes adquiridos generan una mejora tangible en los equipos.

Entornos virtuales: soluciones para la capacitación

Queda clara la importancia de la capacitación laboral para las empresas, sin embargo, cada profesional es responsable de su propio desarrollo, por lo que pensar en capacitarse es una de las mejores maneras de invertir el tiempo durante la cuarentena.

Ahora que se tiene el tiempo, es imprescindible escoger bien las capacitaciones online, tomando en cuenta aquellas consolidadas en el mercado, que cuentan con herramientas de aprendizaje pensadas para lo digital y que mantienen una relación costo/beneficio interesante.

La facilidad que ofrecen los entornos virtuales es una solución para las organizaciones y sus colaboradores en cuanto a la adquisición de distintos conocimientos, desde habilidades blandas hasta conocimientos técnicos necesarios para la ejecución del trabajo.

Sin embargo, es importante que tanto las empresas como los profesionales tomen el compromiso de hacer posibles las capacitaciones, de dedicar atención plena y generar espacios virtuales para discutir sobre ellas y llevar esos conocimientos a la práctica.

Es tiempo de manifestar en la realidad, las oportunidades que se generan con las crisis, de ser mejores: mejores compañeros, mejores profesionales, mejores personas.

Autor
PostgradoUTP

ESCRIBE UN COMENTARIO