Las empresas quieren saber todo de sus clientes. Sus compras, su nivel de ingresos, gustos e  intereses. Pero los esfuerzos no pueden limitarse solo al costumer intelligence. A los “clientes internos” también hay que darles atención y es ahí cuando entra en juego el endomarketing. 

¿La evaluación más reciente de la empresa mostró una alta rotación de personal? ¿Hay quejas sobre la poca capacitación de algunos equipos de trabajo? Es hora de acercarse al endomarketing para mejorar el bienestar de los colaboradores y aumentar los niveles internos de satisfacción y de productividad de la empresa. 

Empecemos por entender este mundo. 

¿Qué es el endomarketing? 

Es un conjunto de técnicas que permite motivar, incentivar y comprometer a los trabajadores en todos los niveles de una empresa. 

Otra forma sencilla de verlo es como un marketing interno para los ambientes laborales, que permite la alineación de los empleados con el objetivo de lograr la satisfacción del consumidor externo. De hecho, esta definición es propia de autores como Philip Kotler y Gary Armstrong. 

Sin embargo; hay una corriente más amplia que es la de Valarie Zeithaml y Mary Jo Bitner, quienes hablan del endomarketing como una estrategia de negocios integral. 

Estos autores insisten en que alcanzar un nivel en donde todos los empleados estén preparados y motivados para actuar en función de los objetivos del negocio pasa primero por tener un buen proceso de gestión laboral en la empresa. 

¿Por qué es importante el endomarketing en el mercado actual?

Alcanzar el máximo nivel de productividad y mantener a la empresa competitiva son dos de los beneficios del endomarketing. Esto es útil y aplicable tanto en las empresas globales como Google o Tesla y como en pequeñas empresas locales en Lima o en Cajamarca. 

Ambos objetivos dependen, sin embargo, de que los líderes internos puedan ver a cada uno de sus colaboradores como las piezas fundamentales del éxito empresarial.  

El marketing interno es una llave que permite: 

  • Sumar valor a la imagen de la empresa en todos los niveles, eso implica desde la gerencia hasta los colaboradores de la compañía
  • Informar dentro de la empresa de los cambios en el mercado y, más importante, de los objetivos que se persiguen en cada momento
  • Persuadir a los colaboradores para que implementen cambios que puedan favorecer los niveles de productividad y mejorar los costos internos 
  • Compartir los sentimientos de los colaboradores para crear un lazo de entendimiento que facilite todas las tareas 
  • Construir acuerdos que promuevan la resolución de conflictos laborales y promuevan un sentimiento de compromiso con la empresa 

El endomarketing no solo se trata de una estrategia esporádica para usar cuando el calendario marca la celebración del “Día del Trabajador” o cuando se acerca el aniversario de la empresa. 

Muy por el contrario, el marketing interno necesita de un plan que diferencie los intereses y las necesidades de cada uno de los rangos en la empresa y que, al igual como se hace con los clientes externos, también se identifiquen algunos grupos diferenciados como los colaboradores que son padres o aquellos movidos por la creatividad y la innovación. 

Los beneficios del endomarketing comienzan con elevar la motivación de los clientes internos para que la empresa pueda incrementar sus niveles de rentabilidad y se extienden hasta la fidelización para poder reducir la rotación del personal. 

Si eres un líder empresarial interesado en mejorar los niveles de productividad interna, la rotación de personal, la formación de tus equipos de trabajo y la atracción de los mejores talentos, inscríbete en la Maestría en Marketing y Gestión Comercial de la Escuela de Postgrado de la UTP.

Autor
PostgradoUTP

ESCRIBE UN COMENTARIO