Estar a la cabeza de un equipo es más que dar órdenes. Se trata de guiar el trabajo, inspirando a cada miembro del equipo a dar lo mejor de sí. Para lograrlo es necesario reunir las características de un líder capaz de conectar con sus colaboradores.

¿Cuáles son las características de un líder?

Puede parecer que el liderazgo es una habilidad nata, pero es posible cultivar las cualidades de un líder. Al hacerlo aprenderás no solo sobre manejo de equipos, sino sobre tu propia personalidad.

Las características de un líder abarcan un amplio espectro. Para ayudarte a forjar tu camino al frente de una organización, preparamos esta lista con 5 de las características más importantes que debes cultivar.

1.  La buena comunicación

Una de las características de un buen líder que resulta imprescindible es la comunicación estratégica. En cualquier entorno de trabajo, sin importar el tamaño del equipo, comunicarse de manera apropiada es clave.

A través de una comunicación efectiva es posible transmitir ideas, objetivos y conocimiento. Puedes conocer a otros, acercarte a ellos y lograr trabajar alineados. Para ello es importante afinar habilidades como la asertividad y la escucha activa.

 

2.  Desarrolla la empatía

Sumado a la buena comunicación, ser empático es una de las características de un líder positivo. La capacidad de comprender las emociones de los demás, transformando el entorno para tu beneficio, mejorará tu relación con los colaboradores.

La combinación de empatía y comunicación como características de un líder es garantía de un equipo productivo. Apuesta siempre por aprovechar y transformar las emociones de cada uno de los integrantes del grupo y los resultados serán excelentes.

3.  Asume riesgos

La palabra riesgo tiene una carga natural negativa, sin embargo, el liderazgo resiliente sabe que asumirlos puede traer más ganancias que pérdidas, especialmente cuando se está dispuesto a aprovechar las experiencias.

Un buen líder entiende que arriesgarse dejará frutos. ¿El plan salió según lo pautado? Perfecto, el riesgo valió la pena y el negocio seguirá creciendo. ¿Falló y no se obtuvieron resultados? Entre las cualidades de un líder está mostrar a su grupo de trabajo cómo convertir los reveses en aprendizajes.

4.  Adáptate

En estos tiempos, la rigidez no es una de las características de un buen líder. Por el contrario, está más asociada a un liderazgo estancado, carente de movimiento.

Es por eso que la adaptabilidad está entre las características de un líder exitoso. Cambiar el rumbo de acción ante un reto implica no estacionarse en las frustraciones, ser ágiles y buscar soluciones en lugar de más problemas.

¿Surge un obstáculo imprevisto? Trabaja junto al equipo en las opciones. Sugiere posibilidades, ábrete a propuestas más creativas. La solución llegará y tu liderazgo seguirá siendo apreciado por todos.

5.  Demuestra determinación

Una característica que en ocasiones se deja de lado en los proyectos es la determinación. Esta es fundamental en el liderazgo resiliente. Para que todo el equipo crea en la idea, el líder debe demostrar temple y determinación.

No te quedes tan solo en palabras. Permite que tus acciones te respalden y dejen al equipo ver tu determinación. Esta es una de las cualidades de un líder que transmiten la energía necesaria para sacar adelante cualquier trabajo.

Estas son apenas algunas características de un líder positivo. La punta del iceberg de lo que te llevará a ser el mejor. Para aprender en profundidad a manejar equipos y organizaciones con un estilo de liderazgo adaptado a estos tiempos, te invitamos a ser parte de la Maestría en Administración de Empresas – MBA de la Escuela de Posgrado de la UTP.

Autor
PostgradoUTP

ESCRIBE UN COMENTARIO