Conciba la innovación como una oportunidad y no como un riesgo con el corporate venturing para optimizar procesos y abarcar nuevos modelos de negocio.

 

¿Qué es el corporate venturing?

Si la innovación es el norte de sus proyectos a futuro, aproveche. Se auguran tiempos auspiciosos para el crecimiento económico empresarial: conforme a un estudio de la CCL, el 70% de marcas viene implementado en sus procesos acciones innovadoras, y se han dispuesto S/2 540 millones por parte del estado para proyectos de innovación, acorde a Concytec.

 

Sin embargo, a pesar de que el escenario económico luzca alentador, los procesos para favorecer la innovación en las empresas son reducidos. Apostar por lo seguro sin ningún otro nicho qué vislumbrar, la poca creatividad y la aversión al riesgo se transforman en limitantes que solo nuevos emprendimientos y startups logran captar y capitalizar frente a la inactividad de las grandes firmas.

 

En ese contexto se desarrolla el corporate venturing: una estrategia competitiva abocada a la innovación que implementan las grandes compañías para combinar su capital, recursos, infraestructura, networking y capacidad de producción; con la flexibilidad, agilidad y búsqueda de nuevos mercados de los emprendimientos y startups.

 

Con ese trabajo conjunto y complemento de fortalezas de ambos modelos de negocio, lo que busca el corporate venturing en las grandes marcas es innovar, solucionar problemas de negocios, expandirse a nuevos mercados, lograr una transformación digital y mejorar su cultura organizacional.

 

 

Objetivos del corporate venturing:

Conforme a un artículo de la Harvard Business Rewiew (HBR), los objetivos del corporate venturing más importantes ofrecen:

 

  • Oportunidades de negocio: implementar con anticipo una estrategia competitiva de corporate venturing antes de una crisis empresarial o ralentización económica mundial, permite a las grandes marcas la oportunidad de encontrar nuevos medios alternativos de negocio para aprender e innovar.

 

  • Rapidez: un trabajo coordinado con startups y emprendimientos, abocado a la investigación de nuevos campos tecnológicos o la capitalización de nuevas ideas, permite una mayor capacidad de reacción ante futuras transformaciones del mercado. Contar anticipadamente con la infraestructura y personal que prevea aquella nueva dinámica, permitirá adelantarnos a las nuevas necesidades del consumidor.

 

  • Pronóstico de amenazas: bajo aciertos y errores -he ahí una de las más grandes ventajas: que comúnmente los errores pueden capitalizarse con mayor proyección-, el corporate venturing recopila información valiosa sobre qué iniciativas, avances disruptivos o giros del mercado pueden poner en riesgo sus ventas.

 

  • Inteligencia en el manejo de inversiones: orientar tiempo y esfuerzos adecuados a un proyecto no necesariamente augura su éxito. Un trabajo conjunto con startups y emprendimientos ayuda a las empresas a desafiliarse a tiempo de inversiones que puede que no resulten beneficiosas a futuro.

 

  • Componer proyectos más ambiciosos: cuando la incertidumbre tecnológica es alta, combinar capital propio con el de startups y emprendimientos puede incrementar el impacto de sus inversiones y venta de productos.

 

  • Incremento de la demanda: impulsar el desarrollo de tecnologías fomenta el aumento de la demanda de productos que han sido optimizados y perfeccionados gracias al corporate venturing. Se obtienen beneficios no gracias a créditos bancarios, sino a inversiones de capital de riesgo.

 

  • Simbiosis financiera: ganar dinero para sus inversionistas es el único objetivo de las empresas en desarrollo o startups contratadas por las empresas matrices: un factor que dirige todos los esfuerzos a resultados positivos. Por otro lado, las empresas contratadas ganan habilidades, reputación, recursos y amplían la perspectiva de negocios que tienes las grandes compañías sobre las nuevas empresas.

 

 

Herramientas del corporate venturing:

Los motivos que llevan a las grandes empresas latinoamericanas a coordinar estrategias de corporate venturing varían entre el interés por implementar innovación abierta (el uso de recursos tecnológicos creados por startups, aceleradoras o incubadoras), la inversión de riesgos, la responsabilidad social empresarial y el marketing; ello conforme a Grandes empresas + Startups = ¿nuevo modelo de innovación?, un estudio internacional dirigido por la Asociación Educativa de la Promoción al Desarrollo Empresarial (Prodem).

Para alcanzar estos objetivos inspirados en el corporate venturing, las grandes empresas implementan en sus procesos esta serie de herramientas:

 

  • Hackathons: ante una convocatoria del mejor capital humano, se organizan talleres multidisciplinarios intensivos para potenciar las competencias laborales y encontrar soluciones tecnológicas ante desafíos de innovación corporativa.

 

  • Misión de scouting: luego de un completo análisis de los procesos empresariales, un equipo especial de trabajo se designa con el fin de alinear objetivos comerciales con nuevas oportunidades de innovación, inspiradas en la dirección estratégica de la compañía.

 

  • Retos para empleados: a través de plataformas digitales, se abren concursos para grupos de trabajo en favor de hallar soluciones a diversos problemas de la empresa. Los premios varían entre estímulos económicos o hasta inversiones en los equipos involucrados, ello sin contar con el aprendizaje significativo logrado en el procedimiento.

 

  • Incubadora de ideas: una gran distancia separa las ideas de los proyectos. Es misión de las empresas jóvenes o compañías corporativas generar espacios de mentoría para ayudar, a los empresarios o a los propios trabajadores, a construir ideas viables para mercados reales.

 

  • Partnership: refiere a las alianzas estratégicas entre ambos asociados para compartir y potenciar recursos y conocimientos. Mientras una gran empresa posee experiencia, acceso al mercado, infraestructuras y capital, la startup o emprendimiento puede darse licencias para romper barreras, gestionar mejor el riesgo e investigar nuevas oportunidades de mercado, indicó un artículo de la española IEB School.

 

  • Capital de riesgo o más conocido como venture capital, trata de cómo las corporaciones dirigen un capital específico para la creación de nuevas empresas de interés estratégico. Es el caso de Spotify en el 2015, que logró recaudar US$ 105 millones de TeliaSonera, la compañía telefónica más grande de Suecia, para transformarse en unas de las aplicaciones líderes del mercado de la música.

 

  • Adquisición o fusión: las empresas jóvenes o menores que se ajustan perfectamente a los requerimientos o nuevas alternativas de negocio de las grandes corporaciones son compradas o fusionadas con estas, con el fin de acceder a nuevas tecnologías y mercados.

 

Para las empresas que optan por no sucumbir ante la competencia o la quietud de sus procesos tecnológicos es que el corporate venturing sigue siendo un recurso importante para dinamizar los procesos de innovación.

 

El corporate venturing, como estrategia competitiva empresarial, se ha desarrollado con el fin de potenciar sus acciones respecto al descubrimiento de talento, nuevos modelos de negocio y tecnología: precisamente pilares de la malla curricular de la Maestría en Administración de Empresas de la EPGUTP para orientar una gestión empresarial sustentada en las nuevas exigencias del mercado.

 

¿Sobrevivir o reformular la administración empresarial? ¡Usted decide!

Autor
PostgradoUTP

ESCRIBE UN COMENTARIO