En años recientes estamos siendo testigos del incremento en la lista de negocios sostenibles. Empresas que desde su nicho buscan operar bajo un modelo que tenga un mínimo impacto negativo en el medioambiente y un máximo impacto positivo en la sociedad.

Si tienes algunas ideas de negocio y quieres convertirlas en un emprendimiento sostenible, hay algunos mecanismos que puedes aplicar para dar los primeros pasos en la dirección correcta.

1.  Conoce el impacto de tu empresa

El primer paso que deben dar todos los negocios sostenibles es conocer a fondo su impacto directo en el entorno. Al hacerlo resulta más sencillo establecer los objetivos a futuro y comunicarlos de forma clara a todos los involucrados.

Existen distintas herramientas que te pueden ayudar a determinar los índices de impacto ambiental de tu emprendimiento. Entre los más relevantes se encuentra el conjunto de estándares ISO 14000, que está pensado para hacer más fácil la medición de estos valores.

Además, también está la certificación del conocido Sistema B. A través de este no solo es posible medir y certificar el desempeño de los negocios sostenibles, sino que se genera un compromiso de mejora constante.

2.  Dale prioridad al entorno local

Muchas ideas de negocio que tienen que ver con sostenibilidad quieren hacerlo en gran escala. Esto puede jugarles en contra y hacer más lentos sus procesos.

Si quieres hacer realidad tu emprendimiento sostenible, entonces enfócate en trabajar con tu entorno inmediato. Desde la producción de materia prima hasta la estrategia comercial: busca generar alianzas estratégicas con distintos actores de la zona en la que se desenvuelve tu empresa.

Esto te permitirá crear una relación orgánica con los involucrados, además de que estarás dando un impulso importante a la economía local.

3.  Apunta al cambio climático

Una parte importante de los negocios sostenibles con visión de futuro es que están trabajando con un ojo puesto sobre el cambio climático.

En este sentido, analizar las posibilidades de reducir las emisiones de carbono es un primer paso. También es posible que busques soluciones en la que se sustituyan materiales por sus variantes recicladas.

De igual forma es posible impulsar el cambio puertas adentro, educando a tus colaboradores en temas como reciclaje, reutilización y correcta disposición de los desechos que se producen a diario.

4.  Promueve los medios de transporte alternativo

Otra alternativa como emprendimiento sostenible es promover entre los empleados de la compañía el uso de transportes alternativos.

No se trata solo de pedirles que usen la bicicleta en lugar del transporte público. Es necesario ofrecer espacios para guardarlas, alternativas de higiene para cuando llegan al punto de trabajo e, incluso, dar facilidades para adquirirlas si no tienen.

Por otra parte, si usas servicios de mensajería, es una buena idea contratar aquellos que lo hacen en bicicleta o scooter. Esto proyectará una buena imagen hacia los clientes que reciban tus productos.

5.  Ten una web sostenible

Dentro de todo el movimiento en pro de la sostenibilidad surgieron ideas de negocio para fomentar el uso de los dominios y hospedajes verdes o eco amigables.

Estos son servicios web que funcionan como los de siempre, pero que son ofrecidos por empresas que se hacen cargo de disminuir su carga sobre el ambiente. Son las que cuentan con iniciativas de reforestación o utilizan energía alternativa para el funcionamiento de sus equipos.

Estos negocios sostenibles tienen precios que no distan demasiado de los regulares. En principio puede parecer algo pequeño, pero al considerar todo el tráfico que genera un sitio web este argumento tiene más peso.

Cuando se trata de un emprendimiento sostenible, los pequeños pasos son los que te ayudarán a alcanzar los objetivos. En la Maestría online en Administración de Empresas (MBA) de la UTP tenemos clara la importancia de los negocios sostenibles y vemos sus perspectivas a futuro. Conoce nuestra propuesta.

Autor
PostgradoUTP

ESCRIBE UN COMENTARIO