La digitalización empresarial no es un concepto nuevo. No surgió con la pandemia, ni de la noche a la mañana. Es un proceso que va de la mano con los avances tecnológicos, permitiendo a los negocios flexibilizar y ramificar sus operaciones.

El ejemplo más claro de esto es la presencia en la web. En años recientes casi todas las empresas tienen una página web en la que sus clientes pueden adquirir sus productos o servicios.

Las posibilidades de la digitalización de empresas son cada vez más accesibles, en especial para los negocios de menor tamaño, gracias a las redes sociales. Para emprendedores y PYMES es posible mantenerse funcionando con perfiles de Instagram y/o Facebook, así con una página web para compras en línea. 

Pero la digitalización empresarial es mucho más que un sitio web. 

Qué incluye el proceso de digitalización

La digitalización de PYMES –o de cualquier negocio en general- no depende solo de tener un sitio web funcional. Existen otras aristas igual de importantes a tener en cuenta como:.

  • Trabajo no presencial: También conocido como teletrabajo, es una parte importante en el modelo de digitalización en las empresas. Permitir, y facilitar, a los colaboradores hacer sus tareas sin acudir a una oficina a diario puede optimizar su productividad.
  • Medios de pago digitales: Al pasar por la digitalización empresarial es necesario contemplar cómo los clientes pagarán. El uso de efectivo se está viendo desplazado, no solo por las tarjetas o transferencias, sino por el uso de los conocidos monederos electrónicos.
  • Automatización de procesos: Otra de las ventajas de migrar al entorno digital es la de automatizar procesos. Usando la nube y graciasl al Big Data, es posible disminuir los tiempos de espera de los clientes, ofrecerles mejores experiencias de compra, hacer más efectivos los proyectos y maximizar las ganancias.

Es importante entender que el proceso de digitalización de empresas no empieza y termina con estos puntos. Existe una amplia gama de opciones para implementar la digitalización, dependiendo del rubro del negocio.

¿Por qué optar por la digitalización de empresas?

Ante un escenario de incertidumbre, los emprendedores y las PYMES tienen cierta ventaja, porque dada su naturaleza, pueden adaptarse y transformarse más rápido gracias a la digitalización, a diferencia de las empresas grandes que tienden a ir más lento en los procesos de adopción de tecnologías o cambios culturales. 

Teniendo esto en cuenta, la digitalización de PYMES permite proteger a dos ejes fundamentales de toda operación:

  1. Clientes
  2. Colaboradores

A los primeros, haciéndoles saber que la empresa está dispuesta a adaptarse para seguir satisfaciendo sus necesidades, ofreciéndoles oportunidades de aprovechar la tecnología a su favor a través. Por ejemplo, las compras en línea, uso de aplicaciones, mayor conocimiento de sus gustos e intereses, un gesto que de seguro generará fidelización entre los consumidores de la marca, incluso cuando pase la pandemia.

En cuanto a los colaboradores, los procesos de digitalización pueden traer resistencias iniciales. Sin embargo, la digitalización permite un manejo más efectivo de los procesos ayudando a los equipos a perder menos tiempo, lograr sus objetivos, distribuir mejor el trabajo, medir indicadores de productividad y, muy importante, evitar contagios eliminando los traslados diarios gracias a decisiones como el teletrabajo. 

Aunque la digitalización de empresas no ocurre de un día para otro, es importante asesorarse para una implementación adecuada. Hacerlo lo más pronto posible también te dará más garantías para sobrevivir a la crisis. ¿Qué esperas? ¡La digitalización es ahora!

Autor
PostgradoUTP

ESCRIBE UN COMENTARIO